18 noviembre 2020

Las posturas dentro del coche también son cruciales para la seguridad ya que muchas pueden ser graves en caso de accidente además hay algunas maneras de sentarse que pueden acarrear sanciones, y en Talleres Bonachera te explicamos.

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros”. Esto lo dice el artículo 18 del código de circulación. 

Maneras de sentarse dentro del coche que son un gran riesgo

   Estos son algunas posturas que debes evitar:

Conducir demasiado lejos del volante: esto representa un gran problema ya que no alcanzarás fácilmente los pedales y no podrás frenar o acelerar con rapidez y no controlarás bien la presión del pie. Y en el caso de llevar los brazos demasiado estirados esto evitará que domines bien los giros.

Asiento demasiado tumbado: aunque muchos crean que son pilotos de carreras, la posición correcta ante el volante no es ir tumbado ya que los brazos quedan totalmente estirados.

Muy cerca al volante: tampoco es lo adecuado ya que los pies pueden engancharse en los pedales e impedir un frenazo, o las rodillas irán muy flexionadas y pueden convertirse en un obstáculo para las manos a la hora de girar el volante.

Inclinarse hacia delante: muchos pasajeros tienen la costumbre de inclinarse hacia delante para buscar algo o acercar algo al conductor desde el asiento trasero. Acto que resulta peligroso ya que el cinturón de seguridad pierde toda su eficacia en caso de frenazo.

Pies en el salpicadero: algunos copilotos ponen los pies en el salpicadero generando un gran peligro en caso de frenazo el cuerpo puede sufrir el efecto submarino y salir despedido por debajo del cinturón y si hay un choque frontal, el airbag empujará las rodillas contra el cuerpo del copiloto. Las lesiones en ese caso pueden ser extremadamente graves. Además esta postura suele ser vigilada por la DGT y multadas por agentes de tráfico que implica pérdida de puntos y una multa de 100 euros.

Tumbarse en el asiento: esta postura también puede implicar el efecto submarino así que olvídate de pasajeros viajando con el respaldo del asiento delantero reclinado por completo o acostados en el asiento de atrás.

En Talleres Bonachera te traemos estos y otros consejos sobre seguridad al volante.